Hombre lobo en Madrid


Tras buscar durante meses una productora que abalara su guión de La Marca del Hombre Lobo, Jacinto Molina tuvo que plantearse una cuestión que le cambiaría la vida. Con el proyecto en el aire y sin un reparto de garantías se le sugirió, gracias a su buena figura, que él mismo protagonizara la cinta y que aceptó a regañadientes. Puesto que su nombre no era, digamos, comercial, mientras leía una noticia sobre Pablo VI y recordando al famoso levantador húngaro Imre Nagy decidió llamarse Paul Naschy. Sin saberlo comenzaría una carrera que le haría eternamente conocido como uno de los mejores licántropos de la historia de la pantalla grande.

Nacido en el madrileño, y humilde, barrio de Usera su infancia siempre estuvo relacionada con el cine y la halterofilia, ganando numerosos premios a nivel nacional. Tras algunas colaboraciones en series y películas menores le llegó su oportunidad encarnando al hombre lobo, al cual no abandonaría. En plena exportación de cine de serie b español Jacinto Molina se convirtió en una referencia del género, haciendo famosos a personajes propios como Waldemar Daninsky. Una vez pasado este boom todo el prestigio pareció quedar olvidado, viéndose obligado a comenzar como productor e incluso director para seguir reivindicando su cine. A pesar de ello trabajó hasta los últimos días hasta el punto que puede vérsele en cartel con La Herencia de Valdemar y próximamente, aún está en postproducción, poniendo voz a un arcipreste en El Apóstol.

Aunque durante mucho tiempo pareció no reconocerse su importante labor, la vida ha acabado siendo justa. En 2001 recibió de manos del rey la medalla de oro de Bellas Artes, numerosos premios internacionales y homenajes como el de la XIII Muestra de Cine Independiente y Fantástico de Toledo, durante el cual el cáncer de páncreas contra el que tanto había luchado acabó llevándoselo.

El conocido como ”Boris Karloff” o ”Lon Chaney” español pasa ahora a formar parte de ese elenco del que muchos llaman ahora cine de culto, y no es porque sea español. Jacinto Molina solía presumir de las llamadas de felicitación de Steven Spilberg y el mismo Quentin Tarantino escribió:

“Paul se ha ganado su puesto en la historia del cine fantástico, al lado de Poe, King, Karloff, Lugosi, Lovecraft, Stoker o Doyle”.

El aullido de un hombre lobo que siempre se recordará.

Anuncios

~ por rulankas en febrero 7, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s